hormigón impreso blanco

¿Cómo hacer el hormigón impreso blanco?

El hormigón impreso blanco es un producto elaborado a base de cemento blanco, agua, aditivos y áridos claros; es un material amasado en planta y ofrece la misma resistencia y durabilidad característica de cualquier hormigón, con el aditivo de un color blanco impecable y muy llamativo que le aporta mucha luminosidad.

El uso del hormigón impreso color blanco ha resultado ser de mucha utilidad, pues con él se ha logrado restaurar obras con más de cien años de antigüedad y que en sus inicios se elaboraron con piedras blancas. También es ideal para proyectos de obras en interiores o exteriores, garantizando un acabado arquitectónico fuera de serie.

¿Por qué elegir hormigón impreso blanco para su proyecto?

El hormigón impreso color blanco es dentro de los hormigones como el más refinado y vistoso, la magia de su color blanco proyecta pureza, proyecta perfección, además de que a nivel mundial el uso del color blanco ha sido casi hegemónico en la mayoría de las construcciones.

Resulta una gran ventaja el uso del color blanco por el aprovechamiento del calor y la luminosidad proporcionada, de allí la utilidad de este tipo de hormigón, tanto es así que en muchas obras es usado este tipo de material sin la necesidad de revestirlo o de darle acabados especiales.

La mayoría de los diseñadores son tentados de manera especial por el color blanco ofrecido por el hormigón impreso, al igual que muchos ingenieros y arquitectos, pues al usar el color blanco en sus obras suelen favorecer los volúmenes abstractos y las líneas.

Todo aquel que sabe de construcción y del buen gusto es propenso a usar el hormigón color blanco en sus obras, saben que al usar este material le pueden dar utilidad tanto en fachadas, como en estructuras vistas, contando con la ventaja de no requerir de revestimientos adicionales, convirtiendo en obras de arte, fachadas ordinarias.

hormigón impreso color blanco

Ventajas

La correcta instalación de este material está garantizada ya que en las plantas especializadas se realiza una rigurosa elección en los materiales y una constante supervisión del proceso de elaboración, de esta manera la blancura, la homogeneidad y la consistencia de la mezcla siempre será la ideal para el proyecto.

El hormigón impreso color blanco es un producto de durabilidad garantizada, lo que lógicamente alarga la vida útil de las obras, por otra parte, al no requerir de acabados especiales, acorta los costos. Veamos algunas otras ventajas de este tipo de hormigón:

  1. El uso de este tipo de hormigón sirve para realzar de manera notable los atributos estéticos de la obra realizada.
  2. El uso de este material viene muy bien tanto en interiores como en exteriores.
  3. Con este tipo de hormigón el ejecutante del proyecto puede agregar color sin el uso de revestimientos, pues este es un material que se puede pigmentar con tonos más claros.
  4. Las obras o estructuras construidas con este tipo de hormigón son muy resistentes y no requieren revestimientos ni pintura.
  5. Este tipo de hormigón al ser de color blanco, ofrece un manejo más adecuado de la temperatura.
  6. Goza de una gran versatilidad, pudiéndose usar en masa, auto-compactante, fluidos, etc.
  7. La durabilidad de este hormigón está garantizada.
  8. Al usar el hormigón impreso con color blanco se logran obras de belleza singular.
  9. Es un material impermeable, lo que significa que no se ve afectado por la humedad.
  10. Al usarse en pisos, no permite que la maleza crezca a través de él.
  11. Es un material altamente resistente a los cambios climáticos.
  12. El precio de instalación de este hormigón es muy bajo si se le compara con otros productos similares.
  13. El mantenimiento requerido es mínimo.

Fases de la instalación

Instalar el hormigón impreso color blanco se hace realizando una serie de pasos concadenados que describiremos a continuación:

  1. Inicialmente se debe elaborar una planificación de lo que se desea hacer.
  2. Seguidamente corresponde realizar el replanteo del terreno que se va a utilizar como soporte.
  3. Realizar la acotación del terreno, esto se hace de acuerdo con el espesor del hormigón.
  4. Es recomendable colocar un plástico sobre el terreno, esto para evitar futuros problemas de humedad.
  5. Vaciar el hormigón en el lugar predestinado.
  6. Extender de manera equilibrada el hormigón.
  7. Alisar y allanar.
  8. Cortar juntas de dilatación.
  9. Embellecer si es el caso.

Pasos de ejecución

Veamos una breve descripción de cómo se ejecuta la instalación de este tipo de hormigón:

  1. Elaborar una planificación de lo que se desea hacer. Consiste en realizar un boceto donde se concrete lo que se desea hacer.
  2. Replantear el terreno que se usara como soporte. En este paso se limpia toda la superficie del terreno a utilizar, este replanteamiento va ajustado al boceto y se materializa al completar el encofrado.
  3. Debe acotarse el terreno ajustado al espesor del hormigón. Al trabajar con hormigón el espesor más delgado que se puede usar es de 10 centímetros, puede ser de más espesor si el caso así lo requiriera.
  4. Colocación de un plástico extenso sobre el terreno. Para evitar los efectos productos de la transpiración de la tierra, se debe colocar un plástico sobre todo el terreno ya compactado.
  5. Vaciar el hormigón en el terreno. Debe comenzarse a vaciar el hormigón de una manera consecuente y ordenada sobre la superficie donde ya debe estar colocada la malla.
  6. Extender de manera rápida el hormigón. Una vez vaciado el hormigón se procede a extender, alisar y reglar la superficie del mismo.
  7. Alisar y allanar. Con la utilización de una llana se procede a pasarla de manera continua sobre la superficie.
  8. Cortar las juntas de dilatación. Hay que dejar pasar aproximadamente 72 horas desde el vaciado y luego se procede a realizar los cortes de dilatación, para esto se utiliza un esmeril u otra herramienta que cumpla con la finalidad.
  9. Embellecer de ser necesario. De acuerdo al tipo de obra que se esté ejecutando, si es necesario aplicar resinas y otros protectores y embellecedores, este es el momento.

Modelos

¿Cuál es el precio por metro cuadrado del hormigón impreso con color blanco?

El precio de este tipo de hormigón dependerá del grosor del hormigón en sí, pero el precio aproximado conocido en el mercado es de 14 a 30 Euros el metro cuadrado.


¿Por qué es esta una buena solución para su proyecto?

Veamos a continuación tres razones que justifican la elección del hormigón impreso blanco en su proyecto:

  • El precio. Al realizar un análisis de costo, seguramente el precio por metro cuadrado de este material, lo convertirá en una de sus principales alternativas.
  • El acabado. El hormigón impreso blanco es como muchos dirían la joya de la corona, ofrece un acabado impecable, hermoso y muy elegante.
  • El mantenimiento requerido. Este es un material que, una vez finalizada la obra, no requiere de un mantenimiento continuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *