Hormigón impreso

En la construcción existen muchas técnicas, métodos y modelos para crear diferentes estructuras. Una muy utilizada es el hormigón impreso, el cual posee una amplia variedad de diseños para cada tipo de necesidad.

En este artículo hablaremos sobre todo lo que hay que conocer acerca de este tipo de hormigón. Dónde se puede utilizar, cómo nos ayudará a mejorar el estilo de la propiedad, precios, características e incluso una guía de cómo hacer tu propio hormigón. 

¿Está en puerta una nueva construcción? ¡Es hora de conocer todo acerca de este fabuloso material!

¿Qué es el hormigón impreso?

El hormigón impreso es una técnica definida como decorativa, dentro del mundo de la construcción. Se caracteriza por utilizar un mortero que endurece continuamente la mezcla en sitio. Se le añaden colores y se puede verter sobre cualquier superficie.

Una de sus mayores cualidades es que, luego de colocarla, se le pueden incluir texturas, relieves y estampados. Para ello se utilizan distintos moldes y formas, junto a un producto final que termina protegiendo la superficie.

Esta técnica lleva más de 30 años en el mercado. Sin embargo, actualmente su uso es mayor debido a la innovación y a sus múltiples usos, colores y texturas. Es perfecto para decorar todo tipo de superficies, dejando un novedoso estilo a la propiedad.

Además, posee numerosas propiedades como su resistencia al agua, a los rayos UV, a la nieve, al calor y la humedad. Soporta todo tipo de exigencias naturales y humanas, lo cual lo hace ser la prioridad en muchas construcciones.

¿Qué es el hormigón impreso?

Características del hormigón impreso

Alrededor de este tipo de hormigón, encontramos cualidades dignas de resaltar. Estas nos darán una mejor idea de lo que actualmente podemos hacer y cómo aprovechar mejor sus propiedades:

  • Duración. Es bastante duradero gracias a las propiedades internas, las cuales lo hacen ser muy resistente. Es por eso que muchas empresas y proyectos privados lo incluyen en su planificación estructural.
  • Tecnología. Actualmente el hormigón impreso cuento con avances tecnológicos que lo hacen ser más interesante. Combinan mallas metálicas y tipos de fibras que amplían por más años el tiempo de vida de este material.
  • Diseños. Cuenta con una amplia variedad de diseños en moldes y colores. Incluso se pueden personalizar para hacerlos más auténticos.
  • Mantenimiento. El mantenimiento es sencillo. Se lava con agua y jabón pero cada 3 años hay que renovar la resina de color o transparente que se haya colocado.
  • Soporta mucho peso. Con el tiempo y el uso, no se deteriora porque está diseñado para soportar grandes cantidades de peso.
  • Anti resbalante. Su composición y proceso de instalación, la hacen ser un material anti resbalante, seguro y confiable. Por eso se ven en piscinas y escaleras con mayor frecuencia.

Ventajas e inconvenientes

Este tipo de hormigón o cemento impreso no es un material mágico. A pesar de tener puntos muy favorables en términos de estética, precio y facilidad de uso, tiene algunas desventajas. Es por eso que hoy hablaremos sobre las ventajas e inconvenientes de este producto:

Ventajas

  • Ofrece diseños variados. A la hora de tener un estilo original, el hormigón impreso nos permite lograrlo. Incluso, se pueden crear moldes o patrones 100 % personalizados para darle más autenticidad a la superficie.
  • Se coloca fácilmente. La técnica que utiliza este sistema de construcción, nos permite tener acceso al proceso en sitio. Se trata de un mortero que va creando continuamente la mezcla, para, una vez lista, verterla en la superficie. todo a la mano lo convierte en un sistema rápido, eficiente y bastante sencillo de lograr.
  • Más económico. Si comparamos el hormigón impreso con otras técnicas como colocar adoquines, esta es mucho más barata. Se cobra por metro cuadrado y al final el precio total es mucho más bajo.
  • Corta el crecimiento de la maleza. A diferencia de otras superficies, el hormigón impreso rompe con el crecimiento de la maleza. Esas ramas que crecen con bastante fuerza en el suelo, y son capaces de alterar la superficie o dañarla. Esto lo logra, al no dejar separaciones en el suelo, y evitar que pase el agua hacia su interior.
  • Mantenimiento mínimo. Su cuidado es mínimo, pero debe ser colocado profesionalmente. Si hay fallas en su postura, a la larga podría sufrir daños. Sin embargo, si ha sido todo un éxito, tendrás un hormigón impreso para toda la vida.
  • Mayor resistencia. A diferencia de otros materiales, el hormigón impreso, además de dejar un estilo y diseño bastante original; es capaz de durar toda una vida. Esto, gracias a los niveles de resistencia que ofrece ante lluvias, rayos UV, nieve, calor, líquidos corrosivos, entre otras.
  • Si ocurre un daño es puntual. Es decir, si recibe un fuerte golpe, el daño o grieta no se expande por toda la superficie. Se quedará alojado allí y se puede reparar posteriormente. 

Inconvenientes

  • A pesar de que se trata de un sistema económico, las reparaciones son costosas.
  • A pesar de resistir todo tipo de inclemencias, pueden aparecer grietas que se deben reparar en el tiempo.
  • Si es cierto que es fácil de instalar, pero si se hace mal podría causar grandes males.
suelo exterior en hormigón impreso

¿Cuáles son sus principales utilidades?

Cuando se inicia un trabajo con hormigón impreso, los expertos nos podrán comentar donde poder utilizarlo. Su uso es amplio porque se adapta perfectamente a todo tipo de superficies. 

Actualmente las podemos ver en zonas públicas o privadas, y con un periodo de duración bastante amplio. Sin embargo, hay espacios en donde se utilizan con mayor posibilidad que otras:

Decoración de interiores.

Esta es una de las principales utilidades del hormigón impreso. Esto, porque permite personalizar la superficie lo más que se pueda, con grandes decoraciones y un impacto visual muy interesante. Algunos espacios son:

  • Pisos: este es su uso principal en el interior de las propiedades.
  • Estancias.
  • Terrazas o balcones.
  • Escaleras: las escaleras son bastante interesantes porque no solo se pueden hacer rectas, también con curvas o formas personalizadas.

Decoración en exteriores.

El uso del hormigón impreso en exteriores es mucho más común que en interiores. Esto, por su alto grado de resistencias a exigencias internas y externas, que lo hacen ser el elegido. Los vemos con frecuencia en patios, jardines, calles, caminos, puentes y mucho más. 

Dentro de esta área de exteriores, también están las piscinas que son muy seguras de usar cuando están hechas de hormigón impreso. Las entradas a las viviendas, pórticos, garajes, canchas, divisiones y mucho más. En sí, este estilo de hormigón es muy versátil, potente y sin perder su estética.

También se usan en subterráneos como en el metro, sótanos, depósitos y espacios bastantes limitados. Esto porque su sistema de mantenimiento es bastante sencillo de lograr, siendo estos lugares tan dóciles para ensuciarse. 

Terrazas en hormigón impreso

¿Cómo hacer hormigón impreso?

Hacer hormigón impreso es un proceso, como hemos dicho; muy sencillo de lograr. Sin embargo, es indispensable que un profesional forme parte del proceso.

Ellos ya conocen cómo es el sistema, minimizan riesgos y garantizan un resultado espectacular. A pesar de esto, quisimos incorporar en el artículo este apartado, el cual nos mostrara los pasos de cómo hacer hormigón impreso. 

Adecuación del terreno

Lo primero es adecuar el terreno en donde el hormigón impreso quedará por la eternidad. Para ello se aplana bien la superficie y se retira todo tipo de elemento que pueda desnivelar la base. 

Luego de demarca la zona, con elementos que permitan desarrollar un espacio alineado y bastante seguro. Es indispensable que todo quede derecho y nivelado para evitar estructuras inseguras.

Es necesario medir bien antes de verter el hormigón. Debemos planificar cada esquina, espacio y soporte con una sincronizada evaluación y medición. Como dato extra, cubre aquellos espacios que no puedes mover para evitar que se manchen por completo.

Preparación del hormigón

La preparación del hormigón es bastante sencilla de lograr. Este se compone de cemento, arena y agua. Todo esto se vierte en un mortero de cemento el cual irá mezclando continuamente el producto. Por último se le añade la grava. 

En materia de proporciones, todo puede variar en función al espacio y al experto quien lleva el proceso. Sin embargo, se puede tomar estas proporciones que varían según el peso:

  • Por una parte de cemento
  • Media de agua
  • Dos partes de arena
  • Cuatro partes de grava

De acuerdo a la cantidad que se use, el proceso de manejabilidad de la mezcla, su durabilidad y resistencia, variará. Es decir, si se añade más agua el manejo será mejor pero su resistencia será menor.

Vertido y manipulación del hormigón

Dependiendo de la superficie donde se vaya a verter el hormigón, se deben usar equipos especializados. Si son grandes extensiones, es mejor un camión. En caso de ser algo localizado, con utensilios mínimos para frisar paredes, es suficiente. Para la manipulación hay dos formas sencillas:

  • Hormigón impreso a mano. para ello se crea un cono en el suelo con la mezcla previamente mencionada. Una vez lista, se irá tomando de este recipiente “improvisado” el cual podemos ir girando para que no se seque la mezcla.
  • Usando una hormigonera. Este es una herramienta que puede tener varios tamaños. Desde un gran camión hasta una estructura manejable manualmente. Consiste en un recipiente que gira sin cesar, para mantener mezclado el hormigón mientras se vierte en la superficie deseada. 

Una vez este vertido sobre la superficie, es importante expandirlo bien sobre ella. Que no quede un solo espacio sin el hormigón. Por último, se nivela la mezcla ya servida para evitar grumos o imperfecciones.

Vertido y manipulación del hormigón

Aplicación y alisado de la capa de rodadura

Este paso se encarga de espolvorear un endurecedor de color marrón arena. Este se esparce uniformemente sobre la superficie mientras el pavimento esté aún fresco. Se puede usar un jarrón o una pala para que toda la base tenga este producto.

La clave está en que el endurecedor logre posicionarse sobre toda la loza. La cantidad dependerá del espacio al cual se le está colocando el hormigón impreso. Si es de mucha afluencia, debe contener más que otras estructuras. 

Se debe garantizar que en el aplicación y alisado de la capa de rodadura, se curva, al menos un 75 % de la superficie. Luego se allana en un solo sentido, sin perder tiempo entre cada proceso.

Saturación de desmoldante

Para la saturación de desmoldante es importante tener en cuenta lo siguiente. La temperatura del hormigón o del ambiente, debe mantenerse entre los 5 y los 35 grados centígrados. La humedad  debe estar entre 30 % y los 98 %.

Partiendo de estos valiosos datos, seguimos espolvoreando el desmoldante. En esta oportunidad se puede cambiar el color del pigmento, el cual nos dará una textura diferente. También se puede usar el mismo del endurecedor, pero todo dependerá de tus necesidades.

Este producto se debe aplicar en capas finas y en seco. Su cualidad principal es que no se diluye en el agua, lo cual resulta una capa antiadherente. Esto ocurre entre el molde de goma y el endurecedor inicia.

La capa que se siembra en la base, dependerá del nivel de profesionalismo que tenga el operador. También, el resultado final dependerá de los moldes que se tienen para trabajar. En caso de tener moldes extremadamente usados, se recomienda usar líquido desmoldante que facilita su desprendimiento. Impresión del hormigón.

Impresión del hormigón

Para la impresión del hormigón, las técnicas son muy variadas. Una de ellas es una plancha la cual tiene l diseño que se desea imprimir en la superficie. 

En sí, los moldes pueden variar de diseño, tamaño, material y estilo, todo dependerá de lo que se desea tener en la estructura de hormigón impreso. Para ello, se ejerce presión sobre los moldes que deberán estar encima de la placa de hormigón. Al final se pueden hacer cambios manuales con diferentes técnicas de diseño y moldeado.

Impresión del hormigón

Corte de juntas

Los cortes de juntas se deben planificar antes de proceder. Para ello se utiliza una herramienta resistente y potente, capaz de cortar cemento. Esto se hace para crear separaciones en juntas, como parte del diseño o modelo de la superficie.  Se debe realizar con una alineación muy estética y funcional.

Lavado del pavimento

El lavado del pavimento se realiza con agua a presión. Puedes usar un compresor o contar con esas mangueras programables. El objetivo es retirar todas las impurezas que dejan el encubrimiento, el polvo, arena y otras más. Al final, se dejará ver una base impecable y lista para ser usada.

Resinado del pavimento

Este paso es uno de los últimos, porque es el toque final. Se trata de darle el brillo y esplendor que resulta solo en un hormigón impreso. Es un químico el cual termina de sellar la superficie, protegiéndola de todo tipo de impurezas.

Además, del da un toque especial porque puede ser transparente, y así ver el color que ha resultado; o incluir un nuevo tono o color para darle un nuevo giro al espacio. Al finalizar, solo queda disfrutar de este espacio y mantenerlo para que dure mucho tiempo.

Colores y moldes

Es importante conocer que tipos de colores y moldes existen para el hormigón impreso. Es por eso que quisimos detenernos en este punto y explicar los diferentes tipos de modelos que existen. Para ello te habremos de que estilo puedes usar y que tonos existen para este diseño:

Moldes

Este tipo de hormigón o cemento impreso, se compone de moldes en forma de plancha que traen un diseño en su portada. Estas varían según los diseños de cada fabricante o incluso en los deseos propios de cada persona.

Están hechas de polímeros y resinas, que se ajustan perfectamente a cualquier estilo. En una de sus caras está el negativo grabado con relieve. A pesar de existir una amplia variedad de diseños y texturas, hay solo dos tipos de moldes existentes, y son:

  • Moldes semi rígidos: se usan para señalar la huella del diseño a estampar, el cual irá en la superficie del pavimento. Estas se irán colocando, de forma ajustadas uno a uno. Mediante el peso del operador, el cual deberá ir pasando por encima de ellas, es cuando el dibujo se plasmará en el hormigón.
  • Moldes flexibles: esto se realizan con un material suave, que se deforma con facilidad y se usa en espacios específicos. También se usa para líneas de intersección que tiene huellas ya realizadas y se desean colocar otras diferentes. a una forma de diferenciar pendientes o peldaños. 

Además de estos dos moldes, puede haber un tercero llamado “Manta Texturizada”. Esta se compone de una plancha que crea en la superficie del hormigón, una textura continua, con niveles de rugosidad variada según el estilo seleccionado. Dentro de los moldes más populares, destacan los siguientes moldes de adoquines:

  • Rústicos
  • De pizarra
  • Toscanas
  • Ladrillos
  • Tipo abanico
  • Doble abanico
  • Tipo espiga
  • Liso
  • Piedra silleria
  • Piedra irregular
  • Piedra de río
  • Tipo imitación madera
  • Moldes especiales o personalizados que el cliente desee

Colores

Los colores de este tipo de hormigón hacen que sea un material y un estilo digno de considerar. Para obtener colores en este material impreso, no utiliza tintes, pinturas o cualquier otro estilo que se pueda creer.

En sí, utiliza pigmentos naturales. Esto se somete a un proceso de transformación luego de la extracción de tres elementos. Hablamos del polvo, líquido o granular.

Lo más interesante es que estos colores se pueden combinar. Es decir, podemos tener un hormigón adoquín impreso de colores distintos o grupos de tonos diferentes. A pesar de que los colores son realmente vivos y reales, pueden airar dependiendo de la forma en que se vean.

Esto debido a que los métodos de impresión pueden variar uno de otro. Por ejemplo, si quieres un color madera se mezclan el corcho y el cuero. Para ello existe un enorme catálogo de tonos y combinaciones posibles para obtener un color en particular. 

colores hormigon impreso

¿Cuánto cuesta poner el hormigón impreso?

El precio del hormigón impreso, puede variar de acuerdo a varias estrategias. Al ser tan versátil que se puede verter en superficies verticales u horizontales, podría darnos un costo mayor o menor. 

Aunque algunos creen que el precio se incrementa por el tipo de obra. Es decir, si es una piscina, cocina, baño, o piso. En sí, el precio se vincula más a los metros cuadrados en donde se hará el trabajo y no al diseño. 

Podemos hablar de un precio promedio que varía entre 15 y 50 euros por metro cuadrado. Podemos ver que se trata de un monto bastante aceptable y manejable en diferentes rangos.  Sin embargo, para obtener un monto más preciso, hay que medir y saber cuántos metros cuadrados serán trabajados.

Quizás otro factor que nos pudiera dar un monto final, es el diseño. Es decir, la decoración, el molde y el color que queremos en nuestra estructura. 

Obviamente que un decorado sencillo hará que el precio baje. En caso de un motivo más personalizado y difícil, el precio se eleva. Para tener una mejor idea, aquí te dejamos una tabla promedio para entender mejor cuánto tener preparado para el próximo trabajo:

Metros cuadradosMonto promedio en euros
20400 – 500
3060 – 750
501.000 – 1.250
1002.000 – 2.500
50010.000 – 12.500

¿Cuál es la composición del hormigón impreso?

El hormigón impreso  se caracteriza por ser muy decorativo. Se diferencia claramente de otros materiales por lo dócil que es a la hora de ajustarse a nuestras necesidades. Esto gracias a su sencilla mezcla de elementos y forma de aplicarlo. Dentro de sus propiedades destaca:

  • El poder durar y resistir hasta más de 220 kg por centímetro cuadrado. 
  • Al poder soportar todo tipo de inclemencias climáticas y humanas
  • También es anti resbalante, lo cual lo hace ser muy seguro

Pero ¿De qué está compuesto? En sí son tres elementos que son cemento, agua y áridos. Además se le agregan algunos aditivos para endurecer y darle un nuevo color a la superficie.  

En sí el agua se agrega para darle mayor movilidad a la mezcla. La cantidad puede variar según los niveles del profesional y su experticia. Al no utilizar pinturas para darle un nuevo estilo, utiliza una pigmentación.

patio hormigón impreso en exteriores

¿Por qué elegirlo para mi proyecto?

Cómo hemos podido aprender, el hormigón impreso es un material que no puede faltar en la construcción. Bien sea para un proyecto personal o para remodelar, es una técnicas bastante positiva y elegante. 

Podemos decir que esta forma de construir nos brinda seguridad, protección, comodidad, ahorro y un proceso bastante factible. Eso sí, debemos contar con un expertos que haga el trabajo y nos asesore. Pero ¿Por qué es mejor usar esta técnica y no otra? Aquí te contaremos algunas buenas historias de porque es mejor usar hormigón impreso:

Usar en y alrededor de la piscina

Al usar este tipo de hormigón en una piscina, estamos aportando seguridad al caminar sobre la superficie. Además, se puede usar, no solo dentro de la piscina también en las zonas aledaña a la estructura. Allí donde comúnmente se hace resbaladiza o insegura con otros materiales.

Incluso podemos hacer las escaleras para entrar y salir de la piscina con mayor confianza. Con esto se desplaza por completo el uso de jardines o grama como piso externo de las piscinas. Evitamos su mantenimiento y costo extra por limpiarlo.

Al ser antideslizantes, económicas, resistentes y muy estéticas, le brindan al área de la piscina un nuevo rostro. Al final es lo que buscamos, tener un espacio personalizado, listo para ser usado y que no nos cueste más dinero a la larga.

Usar en exteriores

El uso de este tipo de hormigón en exteriores es realmente fascinante. Su poder de resistir todo tipo de inclemencias climáticas, lo hace la técnica número uno del mercado. Además, le brinda un estilo y diseño bastante acogedor, limpio y único.

Es perfecto para parques, calles, avenidas, puentes, pasos peatonales y mucho más. Con respecto a exteriores de una vivienda, es el ideal para entradas, fachadas, paredes decorativas, garajes, balcones y mucho más. Es la mejor manera de lograr un estilo original pero altamente sofisticado y resistente.

Sin duda, si te atreves a usarlo en el exterior de tu hogar verás cómo la fachada cambiará. Son increíbles los resultados que deja en cuestión de poco tiempo. Lo mejor, es que se trata de una técnica asequible, por lo cual, ahorrarás en comparación con otros trabajos. 

Sin dejar de lado que, el diseño es flexible. Podrás elegir el color, la textura y la forma que desees. Solo tienes que hablar con los profesionales que te harán el trabajo y contarle tus gustos. Ellos sabrán si lo que solicitas es factible y harán todo por cumplir tus deseos. 

En otras palabras, podrás tener un jardín de ensueño. Podrás contar con caminerias que eviten te tropieces. Las mismas, serás de fácil mantenimiento y de gran durabilidad. Se tratará de un trabajo que le dará otro estilo a tu hogar, así que no sigas dudando en invertir en esto. 

Disfrutarás de un suelo agradable y estético. Lo creas o no, esto aumentará el valor de tu vivienda. Así, que se trata de una buena inversión lo mires por donde lo mires.