Hormigón semipulido

Una de las grandes ventajas del hormigón, irónicamente, es la simplicidad de este material. Fabricado con áridos (arena y grava), cemento y agua, el hormigón se ha vuelto la base de la sociedad. Si bien todos conocemos su uso más común, en la construcción de estructuras, este no se queda allí.

Hoy en día existen una gran cantidad de técnicas pensadas para sacarle más provecho al hormigón. A continuación, te hablaremos sobre una de ellas la cual es la responsable de tener al hormigón semipulido. Así podrás conocerlo a fondo y aprovechar todo lo que este material tiene para tu obra.

¿Qué es el hormigón semipulido?

Similar al hormigón pulido, el hormigón semipulido tiene una superficie trabajada, pero no del todo. Esto permite crear un acabado mucho más rugoso, no tan fino ni tan brillante, más áspero en realidad. Todo con la finalidad de hacer que este hormigón tenga un mejor agarre.

La fórmula, al igual que pasa con muchos hormigones, suele ser la misma con sus tres ingredientes base. Algunas veces podemos encontrar que se añaden aditivos según las necesidades de la obra. Lo que sí llega a cambiar son el tamaño de los áridos y las proporciones en la mezcla.

El proceso de aplicación es la principal diferencia entre el hormigón con acabado semipulido y otras variedades. Los principales cambios los vemos en la forma en la que se pule el hormigón y la intensidad. El tiempo y el número de operarios también suele cambiar.

Hormigón semipulido

Ventajas e inconvenientes

Al igual que muchos materiales, el hormigón semipulido tiene diferentes características. Cada una de dichas características hace que tenga sus propias virtudes, pero también sus puntos en contra. Aquí te contaremos cuáles son las ventajas e inconvenientes de este material para que lo aproveches mejor.

Ventajas

  • Resistencia y durabilidad: Una de las grandes ventajas de este material es sus solidez estructural. Dentro encontramos un material con buena capacidad para soportar diferentes esfuerzos de tracción y movimiento. También es excelente soportando cargas, por algo es muy utilizado en la industria para áreas con vehículos pesados.
  • Menor desgaste: Gracias a su acabado semi rugoso, este hormigón presenta un menor desgaste al tráfico y al clima. Tiene una buena capacidad para drenar el agua y soportar cambios brucos de temperatura. Además, puede resistir la radiación UV, ya que su acabado está diseñado tanto para interiores como exteriores.
  • Mayor tracción: Al tener una superficie más rugosa, la tracción ofrecida por este material aumenta. Los neumáticos podrán moverse con mucha mayor comodidad y eficiencia al mejorar el agarre con el suelo. Es por eso que este tipo de material es uno de los más utilizados en pavimento de caminos, parking y más.
  • Antideslizante: Como ya te mencionamos, el hormigón semipulido posee un acabado rugoso, al no pulirse totalmente. Esto no solo mejora el agarre y la tracción, como en el punto anterior, también mejora el drenado. Todo esto hace que sea un material antideslizante ofreciendo mejor agarre incluso en pisos mojados.
  • Bajo costo de aplicación y mantenimiento: Para aquellos que tienen un presupuesto limitado, el hormigón semipulido es una buena opción. El costo de este material y su montaje es realmente bajo, comparado con otros materiales de pavimentación. Además, el mantenimiento de este hormigón es muy bajo, solo bastará con lavarlo y listo.
  • Material versátil: Otra ventaja que ofrece este tipo de pavimento es el hecho de que resulta ser muy versátil. Se puede aplicar, por ejemplo, en terrazas, en jardines y en cocheras. También se puede aplicar en espacios industriales como patios de maniobra, caminos para vehículos pesados y más.

Inconvenientes

  • No es ideal para espacios con niños: Debido a que la superficie no es lisa o suave, este hormigón no es recomendable para niños. Esto debido a que, al caerte, al superficie rugosa puede hacer que te raspes en caso de caída. Por eso no se usa en patios de juego o canchas infantiles.
  • El acabado no es tan estético: A diferencia de la versión pulida, la cual tiene una superficie brillante, el hormigón semipulido no es tan estético. Es por eso que muchas personas lo suelen utilizar para suelos o espacios industriales donde la belleza no lo es todo.
  • Reparaciones por debajo del suelo: En dado caso de que se haya roto una tubería o el drenaje, las reparaciones no serán tan fáciles. Tendrás que romper todo el hormigón para poder llegar a la falla y poder hacer la reparación. Colocar nuevamente el hormigón implicará traer la pulidora y mano de obra especializada otra vez.
  • Grietas y fisuras: Si bien este es un problema común, el hormigón semipulido puede presentar un poco más de fisuras o grietas. Para compensarlo, es necesario tomar en cuenta el añadir refuerzos o usar un hormigón más resistente a tracciones.
  • Proceso de instalación: Para montarlo, es necesario contar con maquinaria especializada. La pulidora es un ejemplo perfecto de las herramientas que necesitarás para poder crear un suelo de hormigón semipulido. Como ya te mencionábamos, en caso de reparación tendrás que volver a traer la pulidora. Todo esto puede aumentar costos y complicaciones.
  • No se puede personalizar: Además, debes saber que el hormigón con acabado semipulido no se puede personalizar en su aspecto. No podrás cambiar el tipo de pulido ni los colores, pigmentos y texturas usados en su montaje. Si bien se puede cambiar el patrón, en realidad, los parámetros que puedes personalizar son pocos.
hacer Hormigón semipulido

¿Cómo hacer hormigón semipulido?

El proceso para montar este hormigón es el siguiente:

  1. Preparación: Asegúrate que el terreno está limpio, libre de basura o de restos de escombro. También debes de nivelarlo para que el vertido del hormigón sea más simple. Añade malla de refuerzo de ser necesario para darle mayor solidez.
  2. Vertido: Coloca el encofrado o delimita el área donde vas a montar el hormigón. Vacíalo de la hormigonera y comienza a extenderlo con el rastrillo o pala. Para nivelarlo te recomendamos pasar una llana tipo avión para cubrir áreas más extensas. En los bordes usa una allanadora manual.
  3. Pulido: Con la superficie plana ahora debes encender la pulidora allanadora helicóptero. Dale un par de pasadas hasta que la superficie se vea pareja y uniforme, pero no totalmente pulida. Por así decirlo, debe verse a término medio, medio brillosa y medio rugosa.
  4. Juntas de dilatación: Una vez pulido hasta alcanzar el acabado ideal, El siguiente paso es hacer las juntas de dilatación. Dichas juntas te ayudarán a que el hormigón semipulido no se fisure con el movimiento. Para cortarlas debes usar una máquina especial como una esmeriladora o cortadora de concreto con disco de diamante.
  5. Finalización: Debido a que este hormigón no requiere de un pulido completo, no se realiza una segunda etapa de pulido. El siguiente paso es simple, solo deja fraguar hasta que adquiera la solidez correspondiente. Se le puede dar una lavada con agua a presión y un cepillo para quitar restos de polvo.
suelo Hormigón semipulido con cuarzo

¿Cuáles son los precios por metro cuadrado?

Una de las grandes ventajas del hormigón semipulido es que, al igual que su hermano, es muy barato. El presupuesto depende del espacio donde se va a colocar, la extensión, y demás características del proyecto. Afortunadamente es posible determinar un presupuesto.

Hay proyectos con un costo inicial desde los 15 euros por metro cuadrado. Así es, hay proyectos tan simples que pueden comenzar con un costo de 15 euros por metro cuadrado. Este precio es ideal, sobre todo, para construcciones de mayor tamaño como lo puede ser una industria.

Por otro lado, también podemos encontrar proyectos con características mucho más exigentes. Esto hace que el precio llegue hasta los 50 euros por metro cuadrado como máximo. Así, tendremos un rango de precios de 15 a 50 euros por metro cuadrado. Y si le sumamos su mantenimiento bajo, el precio es aún más accesible.


¿Por qué elegir el Hormigón semipulido para mi proyecto?

Existen muchas razones para usar este hormigón en tu proyecto. Una de las principales es el bajo costo de este material. Y es que puedes tener un suelo estable y de buena calidad sin gastar mucho dinero.

La colocación es otra gran ventaja, ya que su montaje resulta ser accesible. Se puede colocar en un par de días gracias a que el hormigón utilizado es convencional. Esto va de la mano con el uso de maquinaria compacta, pero de gran capacidad. Además, el proceso de pulido es más corto para crear esta superficie semipulida.

Si lo que necesitas es un mejor agarre, entonces este hormigón con acabado semipulido es otro punto a favor. La superficie rugosa mejora la tracción de los vehículos y de la suela de los zapatos al mejorar el agarre. El agarre en superficies mojadas o con lluvia es aún mejor.

Por último, debes saber que este tipo de hormigón con acabado semipulido es fácil de mantener. Olvídate de tener que darle mantenimiento frecuente al suelo, ya que solo necesitarás agua a presión. Así tendrás un hormigón de alta calidad con menos complicaciones.