Suelo para jardín

Suelo para jardín: Tipos, Precios, Ventajas

Remodelar un ambiente, o sencillamente cambiar el aspecto del mismo, es una actividad que el ser humano ejecuta con mucha frecuencia, bien sea por rejuvenecer un área maltratada por el paso del tiempo o la imperiosa necesidad de realizar reparaciones mayores en lugares que así lo ameritan.

Los jardines son áreas de esparcimiento y relax, su remodelación es algo que debe hacerse con mucha precaución, la selección del material con que se recubrirá el suelo de jardín debe ser seleccionado cuidadosamente, pues el mismo debe ser tolerante a la humedad y resistente a varios factores erosivos. 

¿Qué es un suelo para jardín?

Es el material que seleccionamos para cubrir el suelo de nuestro jardín, hay que tener presente que este material debe soportar cambios de temperatura, constante humedad y la acción erosiva propia de pequeños bio-sistemas. De allí la demanda de usar materiales de mucha resistencia y durabilidad.

Hay una gran variedad de productos utilizables para suelo de jardín, saber escoger el apropiado de acuerdo a las condiciones de nuestro jardín, es de suma importancia, de esto depende la vida útil de este espacio en el tiempo, lo vistoso y armonioso que puede ser con respecto al resto del entorno.

El suelo para jardín requiere el empleo de materiales de óptimas condiciones, con la dureza adecuada, permeable o impermeable, según sea el caso; resistente a la exposición solar y al frio. Todo esto junto a una estética adecuada.

¿Qué características tienen los suelos exteriores para jardín?

Dadas las características propias de un jardín, donde la presencia de agua es constante y los embates del clima también lo son, podemos considerar este espacio como un área extrema. Un área cuyo suelo debe cumplir con una serie de características que le hagan capaz de soportar todas estas exigencias. Veamos estas características:

  • Fácil instalación. Los materiales a utilizar para revestir el suelo, deben instalarse con facilidad.
  • Resistencia. El suelo para jardín debe ser recubierto de un material con grandes capacidades resistivas ante cambios bruscos de temperatura, muy resistente a los rayos del sol, tolerante a la humedad; capaz de soportar la erosión causada por el riego constante de las plantas.
  • Fácil mantenimiento. Este suelo debe brindar la comodidad de poderse limpiar con facilidad, así se evita ensuciar otras áreas del hogar.
  • Variedad de diseños. Existe una gran variedad de modelos y diseños, variadas texturas y colores; depende del gusto del cliente, pero no debe descuidarse la armonía con el resto del ambiente.
  • Capaz de soportar mucho peso. Debe ser capaz de soportar grandes volúmenes de peso sin deformarse o desgastarse.
  • Permeable o impermeable. Esta característica se ajusta de acuerdo al requerimiento del jardín, el juego con la permeabilidad se adecuará según el caso.
Suelo para jardín en hormigon impreso

¿Qué tipos de pavimentos de exterior existen?

La variación de suelos para jardín es muy extensa, existen muchísimos diseños y variadísimos tipos; sea cual sea su proyecto, seguro que en el mercado encontrará el tipo de pavimento adecuado y ajustado a su requerimiento. Veamos algunos tipos.

Hormigón impreso

Este tipo de material suele conservar las magníficas cualidades del hormigón clásico, presenta una excepcional dureza y resistencia, al usar resinas de alta resistencia sus cualidades resistivas se multiplican. 

El nombre de hormigón impreso se le atribuye a la técnica decorativa aplicada al hormigón aun estando fresco, se usan unos moldes específicos y una técnica muy depurada, para lograr al final la figura deseada.

Con esta técnica suelen simularse materiales como piedra, pizarra, adoquín, cerámica, madera y algunas otras. Las características de este hormigón, lo convierten en un producto ideal para recubrir pisos de jardín, su color es variable y el acabado se ajustará al entorno deseado. Al usar este tipo de suelo en el jardín, se obtienen las siguientes ventajas:

  • Rápido y fácil mantenimiento.
  • Larga vida útil.
  • Rápida instalación.
  • Bajo costo.
  • Gran versatilidad.
  • Superficie anti resbalante.
  • Es impermeable.
  • Evita el crecimiento de maleza.
  • Se adapta a cualquier terreno.
suelo Hormigón impreso

Suelos de ladrillo

Gracias a su color y textura, resulta ser uno de los materiales más bonitos a la hora de recubrir el suelo de cualquier jardín. Son ecológicos, resistentes al fuego y a la intemperie, requieren bajo mantenimiento; pueden resultar más costosos que otros materiales y no tienen mucha variedad.

Es recomendable recubrir los ladrillos con algún tipo de resina, ya que estos suelen retener mucha humedad, de esta manera se logrará su impermeabilidad.

Hormigón desactivado

La mezcla de este tipo de hormigón se basa en arena, grava, piedras de distintos tamaños, agua y cemento. Una vez vaciado y en proceso de fragua, este hormigón se le aplica un procedimiento especial, a través del empleo de un químico.

Este químico produce una reacción que deja visible la piedra de la mezcla en la superficie, después de la fragua. Gracias a esto, este material es un excelente antideslizante, de presencia rugosa, ideal para la construcción del suelo de jardín.

Este tipo de hormigón es excelente para ser empleado en exteriores, ideal a la intemperie, muy versátil y se puede adquirir en muchos colores y formas, adaptable a cualquier necesidad.

La reputación de este material es excelente, se destaca por su acabado y formas, ofrece superficies muy resistentes, uniformes y robustas. Su capacidad de soportar los cambios climáticos es formidable, tiene una capacidad adherente muy buena y no requiere complicados procesos de mantenimiento. Las ventajas de este tipo de material son en su mayoría las mismas del hormigón impreso.

Hormigón desactivado

Piedra natural

La piedra natural es extremadamente resistente, es muy decorativa gracias a sus características naturales, al emplearse en el suelo de jardines presenta cierta irregularidad y es muy fácil de limpiar.

La piedra natural armoniza con el medio ambiente, adsorben con mucha facilidad el calor y lo mismo sucede con el frio. Se conocen tres tipos de piedra como las más usadas en suelos para jardín, lajas de piedra, las pizarras y el granito.

Las lajas de piedra se usan en zonas montañosas de gran altura, soporta las nevadas con facilidad, pero también puede ser usada en lugares cálidos. El granito no es precisamente uno de los más económicos, pero tiene un acabado muy llamativo y decorativo, ideal en zonas templadas.

La pizarra es conocida por su amplio uso en exteriores, se le da mucho uso en los tejados, pues tiene fabulosas cualidades aislantes. Es también muy resistente, de color gris y su uso en suelos de jardines es muy común.

Hormigón rayado

Este tipo de hormigón se obtiene aplicando una técnica de barrido con cepillo o rastrillo, sobre la superficie del hormigón liso. Con esta técnica se le da un aspecto estriado a la superficie, se forman especies de surcos, que dan una excelente característica antideslizante.

Este tipo de hormigón es usado en rampas de garajes, estacionamientos, zonas peatonales, lugares de clima extremo, en pisos y caminerías de jardines. Se presenta en variados colores. Este tipo de suelo es tratado manualmente con una llana, durante este proceso se le incorpora un endurecedor que a su vez es un recubrimiento y posteriormente se le da el rayado en la superficie que le confiere un aspecto estriado.

La estrategia de aplicación de este hormigón es muy parecida a la del hormigón tradicional, si se aplica bien la técnica se obtiene un suelo espectacular. La utilización de este tipo de suelo, brinda los siguientes beneficios:

  • Alta resistencia y muy duradero.
  • Resiste altas temperaturas.
  • Evita resbalones y caídas accidentales.
  • Se instala muy fácil y rápido.
  • No se deforma.
  • Bajo costo de mantenimiento.
  • Magnifico agarre para el tráfico.
  • Es de mucha utilidad en lugares por donde trafican muchos animales.
  • Ofrece una capacidad de drenaje muy buena, gracias a sus ranuras.
  • Es un excelente anti-derrapante.
  • Es ornamental y muy seguro para el tránsito de peatones.
  • Resiste muy bien las incidencias de las lluvias.
  • La resistencia es la misma que los otros hormigones y su desgaste es mínimo.
  • Si aparecen grietas, son poco visibles.
hormigón rayado para jardin

 ¿Cuáles son los precios por m2?

El precio siempre será variable, pues depende de varios factores; inicialmente dependerá del material seleccionado para el suelo, la ubicación geográfica es otro factor que influye en el precio, el costo de la mano de obra, también influye. Tomando en cuenta estos factores, el precio oscila entre 20 a 70 euros.


¿Qué tipo de suelo para jardín debo elegir?

El jardín es un lugar relajante, allí se puede compartir con familiares y amigos. Lograr que este espacio sea armonioso, depende de la selección adecuada de todos sus componentes. Es por eso que la escogencia de un suelo acorde es primordial, debe poseer todas las características necesarias y ser decorativo adicionalmente. Veamos tres aspectos que deben tenerse presente a la hora de elegir el material con que recubriremos el piso para jardín:

  1. El gusto. Indudablemente la escogencia del material que se empleará en el suelo de jardín, tiene mucho que ver con el gusto, las formas y el acabado deben armonizar con el resto del área, además es una obra que permanecerá en el tiempo y que debe ser de tu agrado.
  2. El entorno. El material seleccionado para el suelo del jardín debe ser capaz de soportar los factores externos que le afectaran de manera constante, es decir si es una zona muy lluviosa debe soportar muy bien el agua.
  3. La economía. Sea cual sea la elección del material para el piso, siempre estará sujeta a la capacidad de pago con la que se disponga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *