Suelo para patio

Suelo para patio: Tipos, Ventajas, Precios

La armonía, el contraste y la combinación de los diferentes elementos que conforman un área determinada, visualmente puede producir agrado, paz, relax. Sí, claro que es importante lograr ese equilibrio, sin sacrificar la durabilidad y seguridad que puedan brindar los diferentes elementos.

El material elegido para ser usado en la elaboración del suelo para patio, bien puede ser decorativo y armonioso, pero a la vez debe poseer características que le permitan perdurar en el tiempo, así como, brindar algún tipo de seguridad, como por ejemplo ser antideslizante.

¿Qué es un suelo para patio?

Llamamos suelos para patios, al conjunto de estructuras que se aplican en el exterior de la oficina, comercio o el hogar. La variedad de tipos de suelos para patios es muy alta, escoger uno u otro, dependerá del tipo de ambiente que se desea desarrollar; este ambiente va desde un pequeño parque, hasta una gran piscina con zona parrillera incluida.

El suelo del patio debe ir en concordancia con el ambiente desarrollado, el acabado, los colores, incluso el material seleccionado para tal fin. De esta forma todo el conjunto será más ameno y agradable, bien para quienes solo estén de paso, como para quienes habiten la edificación.

¿Qué características tienen los suelos exteriores para patios?

Este tipo de suelo debe ser muy resistente, tanto al tránsito continuo de personas, así como, a las inclemencias de clima. Estos pisos tienen una serie de características, que los hacen muy especiales. Veamos algunas de ellas:

  • Son menos porosos. Esta es una característica que los hace más resistente a la erosión, ya que al ser menos porosos son más resistentes a la humedad.
  • La adaptabilidad. Este tipo de suelo, se adapta con facilidad a cualquier espacio, no importa la ubicación, forma, tamaño.
  • Muy resistentes a los cambios de temperatura. Estos suelos normalmente están a la intemperie, lo que demanda de sus materiales especial dureza para resistir altas temperaturas y humedad.
  • Uso extremo. El piso del patio normalmente se verá sometido a soportar pesos de materiales almacenados provisionalmente en él.
  • Antideslizante. Esta es una característica indispensable, ya que estos espacios por lo general están al aire libre y expuestos a mucha humedad, al ser antideslizante se pueden evitar accidentes.
  • Brindan belleza. La gran variedad de diseños, permiten la elección de suelos que más allá de ser duraderos y resistentes, aportan estética y belleza. Aunque su acabado sea rustico, no necesariamente debe carecer de armonía y vistosidad.
Suelos para patios

¿Qué tipos de pavimentos de exterior existen?

La cantidad de pavimentos usados en exteriores, es muy extensa. Incluso no todos los suelos son necesariamente de pavimento, los hay de cerámica o madera, por ejemplo. Ahora bien, veamos a continuación cuales son los más usados o demandados en el mercado.

Hormigón impreso

Hormigón impreso se utiliza para patios desde hace mucho tiempo, esto sucede como respuesta a su rentabilidad. Su aplicación se debe hacer de manera cuidadosa, respetando factores como la temperatura y las características del terreno, donde se instalará.

Este tipo de hormigón ofrece las excelentes cualidades ofrecidas por el hormigón clásico, la dureza de este material es muy alta y gracias a las técnicas empleadas y resinas empleadas, su dureza se incrementa aún más. El nombre se debe a la técnica de imprimir figuras en su superficie a través de moldes específicos.

Son varios los materiales simulados con estas impresiones, por ejemplo, la piedra pizarra, cerámica, adoquín, madera y muchos otros. Este tipo de hormigón posee características, que lo convierten en el material ideal para el suelo de cualquier patio. Entre estas características están:

  • Posee una larga vida útil
  • Su instalación es muy rápida
  • Rápido y fácil mantenimiento
  • Es muy versátil
  • Bajo costo
  • Su superficie es antideslizante
  • Es impermeable
  • Se adapta a cualquier terreno
  • Evita que la maleza crezca a través de él
Hormigón impreso

Suelos de ladrillos

El color y su típica forma, aportan un estilo muy particular, el ladrillo es un material muy resistente y capaz de soportar mucha carga. Este tipo de material se encuentra en colores muy variados, lo que les permite adaptarse con facilidad a cualquier entorno. En especial entornos campestres.

Su fácil instalación pudiese considerarse como una de sus ventajas, pero hay que tener especial cuidado con la humedad, ya que el ladrillo no es muy bueno filtrando el agua, es recomendable protegerlo con algún tipo de resina si se usa a la intemperie.

El ladrillo es un material ecológico, soporta con facilidad altas temperaturas, no requieren mucho mantenimiento, pero su costo en ocasiones está por encima de otros materiales.

Hormigón desactivado

Si se requiere un suelo antideslizante, rugoso y muy duradero, este tipo de suelo sería una excelente elección. Este hormigón desactivado es el producto de la mezcla de arena, grava, piedras de variados tamaños, cemento y agua.

Después de la fragua, a este material se le aplica un químico, cuya reacción deja visibles las piedras de la mezcla en la superficie, esto le da una excelente cualidad antideslizante y una presencia armoniosa e ideal para el suelo del patio. Su uso en exteriores y a la intemperie es ideal, es muy versátil y colorido.

Este tipo de suelo goza de muy buena reputación, presenta un formidable acabado y ofrece superficies de una altísima resistencia. Posee una excelente capacidad para soportar los embates del clima, sea lluvia, sol o frio. El mantenimiento demandado es muy bajo y ofrece la mayoría de las ventajas del hormigón común. 

Piedra natural

La piedra natural ofrece un acabado único, esto deriva de la belleza y la armonía de este material, son muy resistentes, además de ser decorativas. Normalmente ofrece un relieve irregular en su superficie, son fáciles de limpiar.

Este tipo de material armoniza con mucha facilidad con el medio ambiente, las piedras adsorben con gran facilidad tanto el frio como el calor y hay tres tipos de estas que son las más usadas en suelos para patios, lajas de piedra, las pizarras y el granito.

Las lajas de piedra se recomiendan en lugares fríos y zonas montañosas, aunque su uso en lugares cálidos, también es aplicable. La piedra pizarra es muy conocida por su amplia aplicación en exteriores, posee una gran capacidad aislante y en ocasiones se usa en tajados, posee un color gris muy llamativo.

El granito ofrece un acabado impecable y con mucho brillo, se recomienda su uso en lugares templados, ya que soporta con facilidad las altas temperaturas.

Adoquines

El adoquín es utilizado para la construcción y pavimentar calles desde hace mucho tiempo, siglos. Actualmente se usa para pavimentar patios, caminos y otras superficies externas.

El adoquín es un bloque de baldosa que ofrece entre sus ventajas la economía y gran facilidad de instalación, están hechos por diferentes materiales y de acuerdo al material base, se ajusta el uso del adoquín. Veamos los diferentes materiales de los cuales son hechos: 

  • Adoquín de arcilla. Este es el popular ladrillo, está hecho a partir de la combinación de pizarra y arcilla, fundidos a altas temperaturas, esto los hace muy duraderos. Se consiguen en una gran variedad de colores, colores que nunca se desvanecen. No requiere gran mantenimiento.
  • Adoquín de hormigón. Este tipo de adoquín es muy duradero, se puede teñir dándole el color que se desee, lo que permite combinarlo con los colores exteriores de la casa, manteniendo la armonía. Son fáciles de remover y volver a instalar y su precio también es muy económico. El costo de mantenimiento de este, es un poco más alto que el de arcilla, eventualmente requieren mantenimiento y retoques.
  • Adoquín de piedra. Poseen una apariencia muy atractiva, razón por la cual es muy usado para pavimentar patios y otros espacios exteriores. Este tipo de adoquín suele ser menos duradero que el de arcilla y el de hormigón, este aspecto debe considerarse al momento de emplearlo.

La demanda de mantenimiento es muy poca y basta con usar algo de agua y un detergente suave.

¿Cuáles son los precios por m2?

El precio por m2 de este tipo de suelo, depende de algunos factores que inciden de manera directa y que producen variaciones, comencemos con la ubicación geográfica, dependiendo de la ubicación, el suelo para patios, puede tener una variación en el precio. El material seleccionado para la realización del suelo, también es variado en cuanto al precio.

La mano de obra o los honorarios cobrados por el especialista, también incide en el precio final. Con todos los altibajos posibles, se maneja una media que va de 20 a 70 euros.


¿Qué tipo de suelo para patio debo elegir?

El gusto puede ser la principal guía, a la hora de elegir el suelo para el patio, sin embargo, la elección estará limitada por factores que van más allá del simple gusto, veamos algunos de estos factores:

  1. El entorno. Es un factor de muchísima importancia y obliga a la elección de materiales que combinen y armonicen con el ambiente de la oficina, negocio o casa.
  2. El tipo de patio. Es muy importante tomar en cuenta los factores que pudiesen afectar el material con que está hecho el piso del patio, bien sea que esté a la intemperie o en una región con un clima muy adverso. 
  3. El presupuesto. Siempre se tratará de utilizar el material que más nos agrada y el que sea más acorde al proyecto planteado, pero todo eso debe adecuarse a la cantidad de dinero disponible para tal fin.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *