juntas de dilatación en hormigón

¿Cómo hacer una junta dilatación en hormigón?

Una junta dilatación en hormigón, necesita de un procedimiento minucioso y acertado para que tenga gran durabilidad. En la construcción, muchos poseen dudas e incógnitas de cómo hacer una junta dilatación en hormigón.

Las juntas de dilatación del hormigón son muy importantes para la estructura; ya que si estas no se realizan con las proporciones adecuadas, puede que se desprendan o se deterioren en menos tiempo del esperado. Se han encontrado casos, donde estas se desprenden a penas se seca el hormigón.

¿Qué es una junta de dilatación en hormigón?

Esta parte del hormigón, es aquella que permite el movimiento o traslado entre dos fases de una estructura, todo esto sin sufrir algún daño colateral como lo son las grietas o las fisuras. El objetivo de estas juntas, radican justamente en evitar las imperfecciones del hormigón, así como el desprendimiento de las estructuras de mortero, porcelana o ladrillo.

Estas juntas de dilatación, también son conocidas como de expansión. Esta se puede asemejar con una articulación, debido a que es la recibe el impacto de cualquier tensión en el hormigón, evitando que este se deteriore o se agriete.

Tipos de juntas de dilatación

En este caso es posible ubicar a dos tipos de juntas:

  • Juntas hormigón de expansión abiertas: Estas son las juntas que poseen esa característica de no estar selladas; una junta de este tipo realiza la absorción del movimiento por la dilatación del material entre dos juntas que están cercanas entre sí. Estas juntas, por ser de carácter abierto, son propensas en sufrir acumulaciones de desperdicios y suciedad con el pasar del tiempo; evitando que cumplan su funcionalidad de la forma adecuada.
  • Juntas de expansión selladas: En este caso, las juntas de expansión selladas, se rellenan con un material similar a una masilla elástica. De esta forma se evita la entrada de agua y otros residuos que puedan entorpecer el buen funcionamiento de las juntas.
  • Se ha determinado, que estas juntas son las más recomendables para sitios abiertos, donde no sólo podrás disfrutar de una mayor durabilidad, sino que el mantenimiento no será necesario sino hasta mucho tiempo después.
juntas de dilatación para soleras de hormigón

¿Por qué debemos realizar juntas de dilatación en hormigón?

Al realizar las juntas de dilatación en hormigón, te podrás evitar un sinfín de problemas que se te pueden presentar al momento de realizar una estructura con este material. Las construcciones como, paredes, soleras, fachadas, separaciones o zonas peatonales son muy propensas a deteriorarse después de secarse el hormigón.

Es por esto, que se debe realizar juntas de dilatación en pavimentos conociendo el procedimiento para cada tipo de estructura. En términos generales, las juntas de dilatación, es parte indispensable de un hormigón, esta evita lo que es el resquebrajamiento del material.

No bastando esto, son las que intervienen en el aguante para las fuertes tensiones que pasa la estructura; no sólo durante el proceso de secado, sino en el transcurso del uso del hormigón.

Al momento de aplicar un hormigón sin haber colocado las juntas de dilatación, sabrás que esta estructura o construcción generará agrietamientos y rupturas en un corto periodo de tiempo; generando molestias e incomodidades, ya que se deberá realizar nuevamente el trabajo.

Además de las tensiones, se debe tener en cuenta que el material estará expuesto a distintas variaciones de temperatura. Al momento de las épocas de calor, sabrán que el material se expande y al bajar las temperaturas, el hormigón se contrae.

¿Para qué sirven las juntas de dilatación entonces? Es importante su aplicación para evitar que el concreto se quiebre. Es inevitable que el hormigón se exponga a estas condiciones, si se desea una estructura duradera, recuerda las importancias de aplicar una junta de dilatación adecuada.

juntas de pvc en hormigón

¿Cómo se hacen las juntas de dilatación en hormigón?

El procedimiento para la creación de las juntas de dilatación en hormigón, se necesitan motores de combustión o máquinas eléctricas, así como amoladoras angulares. Estos equipos son los encargados de realizar el corte del hormigón. En lo que respecta el resto de los materiales, se utilizan selladores de alta calidad, que cumplan con todas las características básicas para las juntas, tales como:

  • Resistencia a los exteriores
  • Resistente a las altas y bajas temperaturas
  • Capacidad adherente
  • Capacidad elástica (imprescindible)

Entre los materiales indispensables para las juntas de dilatación en hormigón, están:

Cortador de suelo: No basta con el equipo, este debe tener un disco de diamante para poder cortar el hormigón con refuerzo de metal y que tengan gran grosos. Después de que el hormigón haya fraguado, se procede al uso de esta herramienta.

Amoladora angular: Usarás este equipo para las estructuras cómo jardines, terrazas, paseos y demás construcciones que no sobrepasen su espesor más allá de los 10 cm; de igual manera, esta debe tener un disco de diamante, así podrás garantizar la elaboración de la junta sin sufrir contratiempos de deterioro de material.

Los pasos a seguir para el procedimiento de las juntas de dilatación en pavimentos, son muy sencillos:

  1. Debes asegurarte de que los canales formados con los equipos previamente, estén libres de suciedad y de humedad, así como no contar con la presencia de hojas, grasa o incluso polvo.
  2. Pase por el área del hormigón un cepillo metálico para librar cualquier partícula extra que esta pueda tener.
  3. Los bordes para las juntas deben encontrarse cubiertas con cinta de papel, de esta forma, te asegurarás de tener un acabado óptimo.
  4. Ahora que has preparado el soporte, has decapado el hormigón y enmascarado las juntas. Procederás al rellenado de las juntas, esto se realiza con la pistola especial para la mezcla; introduce el cartucho y aplica el material en todas las áreas que sean necesarias.
  5. Confirma que todas las juntas se encuentren con el suficiente material, quedando en contacto con ambos lados, Después de la aplicación, procederás al alisado, puedes utilizar una espátula que esté humectada con agua y jabón.
  6. Al finalizar todo el procedimiento, sólo faltará supervisar el tiempo de compactación de la masilla con las juntas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *