Hormigón fluido

Hormigón fluido: Ventajas – Usos – Composición

Una de las grandes ventajas del hormigón es que este puede modificarse según el proyecto. Y es que los ingredientes base: áridos, agua y cemento se pueden cambiar en proporciones. Esto ayuda a que la consistencia y resultado final cumpla con los requerimientos necesarios para la obra.

El hormigón de alta fluidez es un ejemplo perfecto de cómo el hormigón se adapta a diferentes necesidades. Es por eso que hoy te hablaremos sobre este tipo de hormigón el cual tiene características únicas. Te contaremos todo lo que debes saber para aprovechar al máximo sus beneficios.

¿Qué es el hormigón fluido?

La mejor forma de definir un hormigón fluido es una mezcla con una consistencia muy fluida. Esto hace que el bombearlo y vaciarlo sea mucho más fácil, ya que el hormigón no es espeso ni denso. Así, se facilita el proceso de colocación y de construcción.

Su consistencia líquida hace que sea ideal para diferentes tipos de construcciones. Para conseguir esta consistencia normalmente se añaden aditivos y agua en mayor concentración. La densidad se puede modificar en función de la solides deseada en el hormigón, usando más o menos áridos como arena o gravilla.

Por lo regular, este hormigón llega en forma líquida a la construcción dentro de un camión hormigonero. Esto hace que sea ideal para bombearlo a construcciones de mayor altura o a pisos superiores. Otra característica muy importante es la fácil distribución de este hormigón a lo largo de los espacios o estructuras.

suelo Hormigón fluido

¿Cuáles son las ventajas del hormigón fluido?

Si bien el hormigón fluido se trata más de un cambio en consistencia y no una técnica, este tiene ventajas. A continuación, te contaremos cuáles son los principales beneficios que ofrece el usar este hormigón en tus construcciones, sin importar su clase. 

  • Adaptado a todo tipo de formas: Una de las grandes ventajas es que este hormigón se adapta a cualquier tipo de forma. Su alta fluidez le permite tomar las formas de cualquier molde donde se coloque. Así podrás usarlo en losas de cimentación, en pavimentos, suelos, muros, columnas y en techos.
  • Versátil para todo tipo de construcciones: Otra gran ventaja es que este tipo de hormigón se adapta bien a cualquier construcción. No importa si estás construyendo un edificio o una casa, un camino o una terraza. Puedes usar el hormigón con alta fluidez en cualquier tipo de proyecto industrial, comercial y doméstico.
  • Menos tiempos de colocación: Comparado con otros tipos de hormigones mucho más densos, el hormigón de alta fluidez es más líquido. Esto le permite fluir a alta velocidad por las bombas, canales y hormigoneras. Todo esto hace que su colocación sea mucho más rápida reduciendo los tiempos de obra.
  • Menos costos: Al reducir el tiempo de obra, los costos por ende se reducen de forma considerable. Necesitarás alquilar por menos tiempo la bomba de hormigón y la maquinaria para el montaje. Además, al cubrir más espacio rápidamente se reduce, en parte, la cantidad de materiales de construcción. Así el costo es mucho menor.
  • Resultados de mayor calidad: Gracias a que se reducen los tiempos de montaje, se aumenta el tiempo libre para ultimar detalles. Esto te permite enfocarte en lo que en verdad importa como juntas de dilatación o acabados. Así tus muros, pisos, soleras, etc. Tendrán un mejor aspecto y durabilidad.
  • Mejor calidad: Por último, podemos encontrar que este hormigón, al ser fluido, tiene un proceso de fraguado con menos poros. Todo esto hace que el hormigón sea mucho más resistente y con un menor nivel de retracción. Así, el hormigón se vuelve mucho más durable y resistente.

Aplicaciones y usos

Una de las principales ventajas que ofrece el uso de este hormigón fluido es que es muy versátil. Esto permite utilizarlo en diferentes tipos de construcciones, así como darle diferentes aplicaciones. A continuación, te contaremos cuáles son los principales usos para este tipo de hormigón.

  • Superficies extensas: Gracias a su consistencia líquida, este hormigón permite cubrir áreas extensas en poco tiempo. Es por eso que uno de sus usos principales es el cubrir áreas de espacio grandes. Un ejemplo perfecto son las soleras o los pavimentos, así como los estacionamientos, garajes e incluso caminos. Otro ejemplo perfecto de uso está en la pavimentación de caminos de difícil acceso. Un camino rural, por ejemplo, o una construcción de edificios es otra buena idea. También se puede usar en espacios donde se requiera reducir el tiempo de obras. Incluso hay fábricas que lo usan en la construcción de prefabricados.
  • Soportes estructurales: Los soportes estructurales también pueden beneficiarse de este tipo de hormigón. Si usamos una composición adecuada que lo haga fluido, pero resistente, este hormigón soportará bien las cargas. Es por eso que algunas empresas lo aprovechan para la construcción de muros, columnas y vigas de carga, así como losas de cimentación. Su alta densidad permite el montaje de armaduras con mucha mayor facilidad. Además, esta mezcla es útil, sobre todo en espacios de difícil acceso. Por ejemplo, se puede bombear al piso 10 de un edificio para construir los muros de carga y vigas. Así se llenan los encofrados en menos tiempo.
  • Construcciones a mayor altura: Por último, encontramos que el hormigón fluido es útil para las construcciones en altura. Esto debido a que, al ser más líquido, se puede bombear más fácilmente. Esto permite que llegue a mayor altura sin problemas de taponamiento o fraguado en tuberías. Al llegar a mayor altura, por ejemplo, se pueden colar las losas de cada piso con muchísima facilidad. También el llenado de las estructuras como columnas o encofrados es más eficiente y sin desperdicios. Por último, también sirve a la perfección para muros por su baja porosidad.
ejecucion del Hormigón

Composición

Al igual que pasa con otros tipos de hormigones, la composición base es simple. Todo comienza con áridos, tanto arena como grava. El tamaño de los áridos varía en función del tipo de hormigón deseado y de la densidad esperada. La proporción más común es 2:1 entre áridos y agua.

El siguiente ingrediente que no puede faltar es el cemento. El cemento usado en cualquier tipo de hormigón es el Portland por su capacidad de aglomerar materiales al fraguar. Es muy importante cuidar la cantidad de cemento usada, para evitar que la mezcla pierda su resistencia y solidez.

Otro ingrediente muy importante es el agua pues esta activa al cemento para que solidifique. En el caso del hormigón fluido se usa una mayor concentración de agua que en otras mezclas. Todo esto hace que sea mucho más liquido lo que permitirá que fluya mejor, sin problemas de densidad o taponamientos.

En algunos casos se utilizan aditivos lo cual permite mejorar sus propiedades. Por ejemplo, se puede añadir un aditivo para acelerar el fraguado o uno para retrasarlo. De esta forma se consigue un hormigón ad hoc a la construcción y a las necesidades de la estructura.

Sistema de aplicación

Comparados con otros tipos de materiales, el hormigón fluido es mucho más fácil de aplicar. Al fluir rápidamente se logra una mayor cobertura y extensión de áreas más grandes en menos tiempo. Existen 3 tipos de sistemas de aplicación, aquí te contaremos en qué consiste cada uno para conocerlos a fondo.

  • Hormigón en masa: Este tipo de hormigón tiene una característica especial, es resistente a la compresión. Esto le permite soportar muy bien las cargas y el peso. Además, para su montaje solo se requiere de un encofrado, sin la necesidad de usar armaduras. Todo esto reduce los costos de aplicación y de montaje.
  • Hormigón armado: Si lo que buscas es una mayor resistencia, este hormigón es una buena opción. Gracias a su composición, este hormigón soportará mucho mejor las fuerzas de tracción de vehículos o movimiento. Para su montaje, este tipo de hormigón necesita de un encofrado y también de una armadura de refuerzo.
  • Hormigón pre y postensado: La colocación por pre tensado consiste en el montaje de soportes interiores los cuales se tensan previamente. Después, se hace el vaciado del hormigón y se dejan fraguar. Por otro lado, el postensado primero coloca los refuerzos, vacía el hormigón y después lo tensa.

¿Por qué elegir hormigón de alta fluidez para su obra?

Si estás pensando en usar hormigón fluido para tu obra, el costo es el primer argumento para considerarlo. Comparado con otros materiales, por su alta eficiencia y fluidez, el precio es mucho más bajo. Así podrás montar muros, pisos y techos sin gastar de más.

Otro gran argumento para utilizar este tipo de hormigón es lo eficiente que resulta montarlo. Al fluir con mucha mayor velocidad y facilidad, el montaje de las estructuras es más eficiente. Esto hace que el tiempo de obras y el costo sea mucho más accesible.

Por si fuera poco, este material ofrece un mayor rendimiento comparado con otros materiales. A menos poros mayor solidez estructural lo que garantizará su durabilidad frente al paso del tiempo y el desgaste. Su resistencia a la tracción y a la compresión, también son bastante buenas comparadas con otros materiales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

open

Pide su presupuesto gratuito y sin compromiso. Por teléfono 671 125 741 o correo electrónico.

WhatsApp PaviReal